En este país, encontrar a alguien que no tenga tejado de vidrio en politica o en el mundo empresarial es mas difícil que hallar una aguja en un pajar.