13/03/2018

La presidenta de la Corte de Apelaciones de Santiago, Dobra Lusic Nadal, encabezó – este 12 de marzo- un simbólico cambio de mando en el tribunal de alzada capitalino.

Si bien la actividad oficial  debía ser encabezada por el presidente saliente, Miguel Vázquez Plaza, y la ministra Lusic, la autoridad que ejerció la presidencia en el año 2017 no pudo estar por problemas de salud.
“Todos los  aquí presente lamentamos su ausencia, porque hace mucho que no lo vemos  y estamos permanentemente preocupados por su salud. En lo personal tengo un especial sentimiento de desazón, porque la idea de este acto se pensó para que estuvieran los dos presidentes. Dada esta situación, hoy todos nosotros saludamos a la distancia a Miguel, despedimos su presidencia  y le damos las gracias por su dedicación  y le deseamos una pronta recuperación, esperando tenerlo pronto de regreso al seno de esta corte”, dijo la presidenta en un acto que reunió al ministro de la Corte Suprema, Arturo Prado,  ministros, relatores, abogados integrantes y  funcionarios del tribunal de alzada.
Ejes de gestión
La presidenta Lusic brindó un breve discurso, en que explicó cuáles serán sus ejes de trabajo durante este año: “Por mi parte, quiero contarles que los ejes privilegiados de esta presidencia serán   la preocupación por la igualdad de género, en el aspecto de la igualdad de derechos y el confinamiento de toda clase de abusos y en particular el acoso en todas las formas”.
La autoridad hizo un llamado a todos los presentes a trabajar en conjunto para poder cumplir  la misión de generar un servicio de calidad. “Espero con la ayuda de Dios y la cooperación de todos ustedes cumplir con los objetivos y plan de trabajo que me he trazado y en especial para que todos juntos logremos alcanzar las metas que nos proponemos: Que esta corte sea un ejemplo de excelencia, de calidad y trabajo y por sobretodo, hagamos de este palacio, de sus salas y del pleno espacios donde sea grato reunirnos con altura de mira, con respeto y tolerancia”, concluyó.