Lo peor de todo, es que desde Santiago los huascos le encuentran genial la idea al flojo. Gracias Don Ricky por quitarle piso al que debía defender la región que le paga el sueldo.