Nuevamente Chris, con su ácido humor nos muestra una cruda realidad, que puede afectar a cualquier familia en Chile.