06/04/2018

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valparaíso condenó hoy –viernes 6 de abril– a Giuseppe Antonio Briganti Weber a la pena única de 14 años de presidio efectivo, como autor dos delitos de homicidio. Ilícitos perpetrados en mayo de 2015, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 418-2017), el tribunal –integrado por los magistrados Matías Urrejola Santa María (presidente), Paula Ramos Vergara y Claudio Correa Zacarías (redactor)– aplicó, además, a Briganti Weber las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

En la causa, el tribunal decretó la absolución de Briganti Weber de los cargos formulados en su contra por el Ministerio Público, que lo sindicaban como autor de los delitos de tenencia y porte ilegal de arma de fuego y tráfico ilícito de estupefacientes en pequeñas cantidades.

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que alrededor de las 14.30 horas del 14 de mayo de 2015, en momentos en que finalizaba una manifestación estudiantil, “Guiseppe Antonio Briganti Weber salió hacia el exterior de su domicilio ubicado en calle Molina Nº 332 de Valparaíso, discutiendo con un grupo de personas”.

“Tras ello, ingresó al interior de su domicilio, para instantes más tarde situarse en el umbral de la puerta de acceso del inmueble, con una pistola 9 milímetros, marca CZ, modelo 83, número de serie 18438, efectuando con ésta, con la intención de matar, un disparo hacia la gente que se encontraba en el sector de la plaza. Su disparo impactó a Exequiel Borvarán Salinas, quien resultó con traumatismo tóraco cervical por proyectil balístico, con salida de proyectil. El mismo proyectil balístico, en su recorrido, acto seguido, impacta a Diego Guzmán Farías, quien resultó con traumatismo torácico y raquídeo por proyectil balístico, sin salida de proyectil. La gravedad de las lesiones provocadas a ambos ofendidos, causaron luego sus muertes”.

Tras efectuado el disparo, Briganti Weber “ocultó el arma al interior del señalado domicilio. Personal policial, en las últimas horas de la tarde de ese mismo día, la encontró oculta al interior de un entretecho”. Asimismo, “en una dependencia destinada a cocina, dentro de un contenedor, se encontraron 42.14 gramos de clorhidrato de cocaína”.

 

Ver noticia