Por Pascual Pichún (@TotoPichun)

La situación del machi Celestino Córdova, se transforma cada vez en una bomba de tiempo que le puede explotar en las manos a este segundo gobierno de la derecha empresarial chilena encabezada por Sebastián Piñera, que sigue mirando hacia otro lado negando la realidad que sucede en Wallmapu (territorio Mapuche).

El lunes por la tarde se esperaba con ansias un resultado positivo, luego que una comitiva de machis, lonkos y werkenes habían logrado romper el cerco hermético para lograr un acercamiento con el ejecutivo  y permitir que la autoridad espiritual mapuche pueda asistir a su lugar ceremonial, (rehue) que necesita con extrema urgencia renovar, como parte de su quehacer espiritual.

Mientras tanto el machi Celestino Córdova cumple 105 días en huelga de hambre lo que lo tiene en extrema gravedad en el hospital intercultural de Nueva Imperial, sumado a ello, su vocería ha anunciado la voluntad que tendría de radicalizar aun más la medida a una “huelga seca”, situación que implicaría un riesgo mayor a su vida de un plazo muy corto de días, “no pasaría de 2 a 3 días con vida”, señaló la doctora Aylin Curihual del Instituto de Derechos Humanos, quien mantiene el monitoreo médico del machi.

Las movilizaciones, en tanto, se han sumado cada vez más en las principales ciudades del sur de Chile, concentrándose en marchas de estudiantes mapuche y en tomas de catedrales por parte de comunidades, “para exigir a las autoridades eclesiásticas tener un rol más protagónico y puedan interceder ante el gobierno”, así lo señalaron los integrantes de las comunidades Mapuche-Williche que mantienen ocupado hace varios días la catedral de Osorno.

Como respuesta de parte del gobierno de Sebastián Piñera, han recibido un no rotundo en el primer acercamiento del día lunes, y se ha anunciado una agudización de la política represiva en la región de la Araucanía, con el arribo de 100 efectivos de fuerzas especiales de Carabineros, 38 móviles policiales nuevos y varios dispositivos de drones para la vigilancia nocturna en los comunidades mapuche.

Del mismo modo, el Ministerio del Interior monitorea constantemente el entorno del machi y su situación de salud, y han anunciado además que no se descarta en las próximas horas instruir a Gendarmería la alimentación forzosa según publicación del diario La tercera “sin perjuicio que haga uso de las demás facultades que le confiere a ese Servicio su Ley Orgánica y Reglamento respectivo, en relación a la alimentación del mismo, de manera de asegurarle al interno su vida e integridad física”. Según publicación del día martes 24 de abril.

La situación se torna de gravedad a cada hora que pasa, incluso Naciones Unidas a través de su Comisionado de Derechos Humanos ha llamado al gobierno a adoptar medidas para resolver la solicitud del machi Celestino Córdova, a través de un comunicado señalaron que se “insta al Estado de Chile a actuar en conformidad a su rol de garante, a la luz de los estándares internacionales de derechos humanos y de pueblos indígenas”.

Hay que recordar que la solicitud del machi es de un permiso para asistir por 48 horas a su rehue, que se encuentra en su comunidad cercana a Temuco, esta petición se enmarca dentro del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ratificado por Chile y que obliga a los estado el resguardo y respeto al derecho en todo momento y lugar de los pueblos originarios.