27/04/2018

 

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Melipilla condenó a Patricio Enrique Sanhueza Naranjo a la pena efectiva de 40 días de presidio efectivo, y el pago de una multa de 6 UTM, en calidad de autor del delito consumado de fingimiento de la profesión de abogado. Ilícito perpetrado durante mayo y junio de 2013, en la comuna.

En fallo unánime (causa rol 118-2017), el tribunal –integrado por los magistrados Mauricio Cuevas Gatica (presidente), Gustavo Óscar Campaña González (redactor) y Jessica Cofré Hidalgo- en el aspecto civil, condenó a Sanhueza Naranjo al pago de indemnización de perjuicios de $21.150.000 (veintiún millones ciento cincuenta mil pesos), por concepto de daño patrimonial, y $15.000.000 (quince millones de pesos) por daño moral a la víctima.

Fallo que dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el condenado, “a fines de abril y comienzos de mayo de 2013, contactó a Abel Rojas Hernández, primeramente, por intermedio de su prima, Verónica   Ximena   Osorio   Hernández, quien lo conocía como abogado, y luego, telefónicamente, para informarle que se había interpuesto una acción civil en su contra en causa Rol C-1074-2013, señalándole que podía asumir su representación como abogado en la misma, a fin de defender sus intereses, que en ese momento hizo consistir en evitar la ejecución de una medida cautelar de los bienes de la víctima.  Para lo cual se reunió con él en su domicilio en una primera ocasión y, luego, en la vía pública donde le presentó unos documentos que suponía – la víctima – constituían el mandato para representarlo en aquel litigio”.