Alguien le dijo a Nicolás Monckeberg “Date una vuelta en el metro, será divertido”