En segundo juicio el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco falló en condena para tres de los onces comuneros mapuche acusados por el incendio a la hacienda de los colonos suizos.

Por Pascual Pichun

Antes de cumplirse los dos meses de gobierno, la administración de Sebastián Piñera comenzó a cumplir su promesa de campaña, aplicar la ley anti terrorista​ hacia comuneros Mapuche. La inauguración se dio en el vuelco del caso Luchsinger Mackay, tras la anulación del primer veredicto de absolución por parte de la Corte Suprema de Justicia, y en un segundo juicio que culminó el sábado pasado, el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco determinó condenar a tres de los 11 imputados por el hecho acaecido en enero del año 2013.

El tribunal de Temuco dictó el veredicto condenatorio de delito de incendio de carácter terrorista con resultado de muerte, para José Tralcal, Luis Tralcal y José Peralino Huinca, este último, presunto delator que reabrió el caso en octubre del año 2015, pero luego se retractó acusando haber declarado bajo tortura por parte del fiscal a cargo y funcionarios de la Policía de Investigación.

En tanto la machi Francisca Linconao y los otros sietes comuneros procesados fueron declarados inocentes por segunda vez y se ordenó su inmediata libertad y levantamiento de medidas cautelares en la cual se encontraban, finalizando así un largo proceso judicial y encarcelamiento. Sin embargo, la autoridad mapuche anunció que recurrirá de demanda al estado por el largo tiempo que pasó en prisión y que culminó el pasado sábado.

Del mismo modo varias comunidades y organizaciones Mapuche han manifestado su rechazo al veredicto, catalogándolo como una respuesta a las presiones políticas por parte del gobierno y los poderes económicos que imperan en la región, dado que llama mucho la atención que los jueces con los mismos elementos de pruebas llegaran esta vez a una conclusión condenatoria y valorado el hecho como acto terrorista, evaluación ésta, radicalmente opuesta al primer veredicto. “Está bien que la familia Luchsinger busque la justicia, pero encuentren el culpable, no la persona inocente que van a condenar” señaló la machi Francisca Linconao tras la lectura del veredicto.

Por su parte, el gobierno no ha escatimado en elogios a los fiscales y jueces, demostrando sin tapujo su influencia en el fallo, el presidente Sebastián Piñera a través de su cuenta de twitter señalo que “la impunidad sufrió un fuerte y necesario retroceso. Mi compromiso es tolerancia 0 con el terrorismo”

Asimismo, el fiscal nacional Jorge Abbot valoró el veredicto en su participación como invitado en el programa Mesa Central de Canal 13, donde señaló que “tenemos una muy buena evaluación del resultado del juicio a pesar de que solo se condenó a tres personas, pero el veredicto creo que manda señales potentes en varios sentidos”.

Aún queda esperar la lectura final de sentencia anunciada para el 11 de junio, donde se dará a conocer en detalle el fallo para los 3 comuneros. Se espera que sea una condena alta dado el grado y carácter de terrorismo del hecho.

Esta será la segunda condena bajo la ley antiterrorista en contra de integrantes del pueblo mapuche, el primero fue en el año 2003 conocido como “caso lonkos”, donde los lonkos Pascual Pichun y Aniceto Norin fueron condenados por amenazas terroristas en contra del latifundista Juan Agustín Figueroa. Dicho caso llegó hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde el estado chileno fue condenado por vulneración e indebido proceso, dado que el tribunal consideró que la aplicación de la ley anti terrorista no cumple con los estándares internacionales y se incurre en racismo al ser  la aplicación exclusiva a comuneros Mapuche.

En este sentido los comuneros Mapuche declarados culpables, tienen aún instancias judiciales a nivel nacional, como también internacional para intentar revertir la condena. Mientras tanto con estos fallos, la anhelada paz que se espera en Wallmapu se aleja aún más con la política represiva del gobierno empresarial de Piñera.