08/05/2018

El presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, se refirió a la discusión sobre la imprescriptibilidad de los delitos de abuso sexual contra menores, que promueve el gobierno.

“A pesar de la convicción de que las leyes son cosas tremendamente decididas, la cuestión de la prescripción es una cuestión teórica en plena discusión. Se ha iniciado un debate. El año pasado también se discutió al respecto. Es algo discutible. No hay verdades plenas. Hay que estar atento a cómo se va a desarrollar el debate”, sostuvo Brito ayer, lunes 7 de mayo.

Consultado sobre problemas de inconstitucionalidad y sobre la retroactividad de las normas, el presidente del máximo tribunal dijo que son parte de las opiniones vertidas. “No hay verdades plenas, esto es una opinión dentro de un proceso de discusión que no está concluido. Debe discutirse estos y otros asuntos sobre esta materia y ya resolverá el Parlamento, en su momento, cuál es el contenido de la norma que en definitiva se acuerde”, afirmó.

“Lo que yo señalé el año pasado fue una posición para nada irreflexiva, sino que, por el contrario, es consecuencia de la consideración de criterios de orden jurídico, no solo sobre los cuales yo tengo opinión. Insisto en que es una opinión dentro de un proceso de discusión que no está concluido, que no tenía en ese momento todas las aristas que hoy día tiene”, agregó.

“No conocemos el proyecto nuevo. Las leyes y el derecho se forman de esta manera, mediante el intercambio de opiniones, del reconocimiento de los criterios de los contrarios, de quienes tienen opiniones distintas, y se van formando las opiniones que en definitiva se transforman en ley; es un proceso largo”, contó.

Respecto de si seguía considerando que la imprescriptibilidad de este tipo de delitos es inconstitucional, el presidente Brito dijo que “son impresiones que en un momento se tienen y se llegan a sostener, considerando las opiniones de los demás. La generación del derecho no es un acto unipersonal, es un acto complejo, largo, meditado”.

Consultado si podría cambiar de opinión, Brito respondió que “por cierto, si hay un proceso de discusión, no puedo pretender que lo que haya entendido en un momento sea lo más adecuado”.
Sobre la solicitud de destitución del fiscal nacional, Jorge Abbott, anunciada por diputados, el presidente de la Corte Suprema se abstuvo de opinar. Agregó que no tiene elementos que lo lleven a sostener que debe haber cambios en el sistema de designación del fiscal nacional. “En cuestiones de gobierno y de política contingente no es mucho lo que yo pueda opinar”, concluyó

 

Ver noticia