Natha

Por: Nathaly Sepúlveda

En este último periodo hemos sido espectadores de cómo en nuestro país existe un sector de la población con privilegios por sobre el resto, y no solo me refiero a privilegios económicos, aunque la enorme desigualdad que nos invade de sobremanera, es realmente preocupante, hablo de lo que muchas veces busca el ser humano común, la tan anhelada “JUSTICIA”, casos como el desfalco de carabineros ha hecho que se pierda aún más la confianza en quienes deberían resguardar de nuestra seguridad, con el paso del tiempo hemos visto cómo día a día siguen saliendo a la luz casos de corrupción y cohecho, el caso PENTA y SQM, como los más relevantes, pero estamos claros que no serán los únicos, el descaro llegó para quedarse, este gobierno está dando rienda suelta y entregando las herramientas para que se nos quiera perjudicar.

Sin ir más allá luego de que asumiera su nuevo mandato PIÑERA, ha querido pisotear de manera mañosa proyectos emblema que se lograron en el gobierno de la Presidenta Bachelet, Aborto en 3 causales era su primer objetivo, el recorte presupuestario para programas de índole social, como la beca Presidente de la república, programa de mejoramiento de barrios y programa integral de la violencia contra la mujer. La verdad es que podría estar detallando cada desafortunada medida que ha impulsado este gobierno en tan solo un poco más de 120 días desde que asumiera.

Una de las medidas más preocupantes para mi sector, es la forma cruel como este Presidente junto a su Ministro del trabajo, Nicolás Monckeberg han presentado al parlamento un “ESTATUTO AL EMPLEO JOVEN” que busca legalizar la precarización laboral e inestabilidad social y económica para los jóvenes de nuestro país.

Ellos como gobierno hablan de “FLEXIBILIDAD LABORAL” y lo pintan en forma tan simple como el permiso que “debe” entregar el empleador a su joven trabajador para salir dentro de la jornada laboral a estudiar, ustedes podrán entender que nadie se para frente a su empleador a decirle que esta es mi malla y se debe adecuar mis horarios, pues así de suelto de cuerpo lo ha planteado el Ministro, es tan desastrosa la medida del gobierno que para que esta maravilla se pueda implementar los trabajadores deben renunciar a derechos que son parte actual de sus contratos laborales, estas son algunas de las arbitrariedades que este gobierno quiere imponer.

Los puntos más relevantes del estatuto son:

  • Se elimina la indemnización por años de servicio.
  • Existirá desprotección a la maternidad y actividad sindical, donde el empleador puede solicitar el desafuero de dirigentes y/o embarazadas ante tribunales de justicia, con el único requisito de tener 29 años o que dejó de ser estudiante.
  • Se elimina el reconocimiento de las horas extras
  • Se elimina la antigüedad laboral.
  • El trabajador puede tener entre 3 o más turnos diarios.
  • Opción de no pago de cotizaciones de salud, aumentando la vulnerabilidad de los jóvenes.

Este gobierno fomentará este nuevo contrato especial, que favorece al empresariado, los empleadores podrán cambiar de manera unilateral las condiciones de sus trabajadores, hoy este proyecto se aprobó en el congreso con el apoyo algunos honorables Diputados de la oposición, hipotecando la el futuro y dignidad de los jóvenes trabajadores, me resulta preocupante que miles de jóvenes votaron por quienes hoy les están restando derechos ganados en la calle, el sentimiento de descontento que sentimos muchos quienes estamos al pendiente de resguardar y proteger los derechos de los trabajadores nos resulta realmente una derrota.

Espero que “el pueblo” de mi país, la clase obrera despierte y se rebele frente a tanto abuso, lo peor que nos puede suceder es quedarnos mirando e inmóviles, la lucha continua compañeras y compañeros, jamás debemos rendirnos frente a ellos.

Abrazos.