Por: Henry Miller    Henry

 

La lista de desatinos de toda índole de su excelencia es infinita, y con la mujeres, extensa. Solo recordar una de las más famosas y que difícilmente el país olvidará; aquella de: “las mujeres abajo se hacen las muertas y los hombres arriba nos hacemos los vivos”.

O aquella en una cumbre internacional: “cuando la mujer dice no, quiere decir quizás…” (es una lata reproducirla completamente, pero todos la recordamos).

“Tan bonita y tan dura” (a Maya Fernández Allende, Presidenta de la Cámara de Diputados).

Pero no solo en al ámbito público, si no que en el privado también ha demostrado sus infinita capacidad para ofender a las mujeres. Cecilia Morel cumple 60 años y su excelencia se despacha una frasecita por la que cualquier otra lo mandaría de paseo: “nunca imaginé estar casado con una mujer de 60 años…” Finísimo.

Pero quizás la última es la peor, pues la afectada tuvo una pésima reacción, la que más avala la violencia, aquella que va en el sentido de “me pega, pero me alimenta”. En una ceremonia de inauguración, antes de cortar la cinta corta un mechón de la intendenta de Santiago, que no es su hija, ni su sobrina, ni su nieta que pudieran eventualmente sublimar la agresión confundiéndola con broma, si no, una mujer casada, con hijos, marido y en un cargo político-social de la mayor relevancia.

¿Y cómo reacciona esta esposa y madre? Con un Twitter, lo más probable, pauteado del segundo piso que reproduciré:

“El cariño y respeto entre el Pdte @sebastianpinera y yo es enorme. No generen una polémica artificial en lo q clara% fue una humorada. NO me usen para pegarle. Es más, ahora me siento parte d extranjería, al inaugurar c/mi pelo el nuevo centro (Hay temas + importantes q hablar)”

Desmenucemos:

“Cariño y respeto”: exactamente lo que dice la mujer golpeada: “después de que me pegaba me juraba que me quería, que me respetaba”

“Polémica artificial”: no Karla, polémica sí, artificial, no. Defender la dignidad de la mujer nunca fue ni será una causa “artificial”

“Humorada”:

Karla, por si fueras a Pasapalabra y te tocara dar significado o sinónimos de “humorada” acá el significado RAE: Dicho o hecho festivo, caprichoso o extravagante. Lo que Piñera hizo contigo no cabe en ninguna de aquellas acepciones, posiblemente “extravagante” se le acerque.

“No me usen para pegarle”: Karla, si hay alguien que se golpea solito, ese es Sebastián Piñera.

“Hay temas más importantes que hablar”: Karla, hoy por hoy, ¿puedes señalarnos que es mas importante para la sociedad que defender la dignidad de la mujer? Nombra uno solo que sea más relevante, por favor.

Karla, desperdiciaste una oportunidad dorada, única e irrepetible de transformarte en una mujer a la altura de Bachelet. Ese mechón pudo haber sido tu “tanque” desde donde Michelle brincó a lo más alto.

Te explico: si en vez de ser obsecuente y sumisa con el patrón que te da pega a ti y a tu madre tu hubieses renunciado al día siguiente con un comunicado más o menos “Renuncio, pues como mujer no tengo porqué aceptar esta gratuita ofensa a mi dignidad, y si la dejara pasar, estaría avalando la violencia en miles de hogares chilenos”. El lunes mismo hubieses comenzado a marcar como favorita para estar en la papeleta de tu sector, inmediatamente por sobre Ossandón y por sobre la emergente y repentina “conciencia” socio-habitacional de Lavín.

Karla, que lástima, no supiste defender tu dignidad dejando pasar una oportunidad irrepetible. No podrás decir “para la próxima será”: no habrá una próxima.

Henry Miller