02/08/2018

El presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, hizo hincapié en la independencia que tienen cada uno de los jueces para resolver, al ser consultado por la prensa sobre los últimos fallos de la Segunda Sala del máximo tribunal que reconoce el derecho a libertad condicional a personas condenadas por crímenes de lesa humanidad.  “Debo insistir en la idea de que cada una de las salas y jueces de esta corte tiene autonomía al resolver;  así se concibe  el sistema de justicia y los sistemas democráticos de justicia funcionan de esa manera, por lo que  no puedo ir al contenido de las sentencias” indicó.

Respecto a la pregunta de las manifestaciones que han realizado  los familiares de las víctimas de violaciones a los derechos humanos y la carta que le hicieron llegar,  el presidente manifestó haber leído la carta con mucha detención. “Nosotros estamos conscientes y los jueces también, que ellos tienen una situación de dolor incuestionable y  somos respetuosos de ese estado de ánimo, como lo es gran parte del país sino es todo el país”. Sin embargo insistió en que  las responsabilidades de interpretación son de cada uno de los magistrados.
Asimismo al ser consultado si el Poder Judicial estará a la altura en las investigaciones que la fiscalía está realizando a diversos sacerdotes de la Iglesia Católica por abuso sexual, dijo que puede asegurar “no solo por una razón institucional, sino por un convencimiento muy fuerte, de que el sistema de justicia siempre está en condiciones de dar respuesta”.
Finalmente ante la pregunta del nombramiento de un ministro instructor en el requerimiento contra el fiscal nacional Jorge Abbott,  expresó que están en ese proceso.