Screenshot_2018-08-10_14-36-21.png

Difundido por @Isidora, escrito por César Astudillo

Mauricio Rojas nunca fue del MIR. Estudió Derecho en la Chile y salió del país hacia Argentina sin ningún problema. Luego, buscando mejores horizontes viajó a Suecia, donde pidió asilo político, mintiendo para poder permanecer en Suecia. Allí comenzó sus estudios teóricos antimarxistas para darle sentido a su estatus de asilado político. No fue perseguido y nunca se le impidió volver a Chile, pero era más rentable permanecer en Suecia profitando de un falso exilio y militando en un partido de derecha al servicio de las grandes empresas suecas. Efectivamente, fue Parlamentario en Suecia y su principal preocupación legislativa fueron políticas en contra de los inmigrantes; por ejemplo, en su opinión, sólo podían permanecer en Suecia quienes hablaran perfectamente el idioma y que renunciaran a sus raíces. Lo conocí personalmente, mi hijo Luciano también fue Parlamentario por la Socialdemocracia en el mismo período, por cierto con posiciones diametralmente opuestas. Ese es el nuevo flamante Ministro de Cultura, que llega al cargo por la amistad con otro renegado, Roberto Ampuero. Por último, este energúmeno, Rojas, escribió hace algún tiempo atrás un panegírico alabando las cualidades de gran estadista del señor Piñera. Ahora, usted opine con argumentos y verdades ocultas de algunos personajes.