Por @Larubiadelyoga   Angie

 

DESMITIFICANDO EL YOGA

Existen muchas razones por las que la gente suele decir: “el yoga no es para mí “. A todos los que piensan eso, les digo: ¡Deja a un lado las excusas y pruébalo! Desde la típica ‘yo no soy flexible’ al ¡uf! es que soy muy inquieto. Eso no son impedimentos para practicar, “¡son resultados!”

A continuación, el listado de los pretextos más frecuentes que la gente arguye para no practicar:

-Tienes que ser flexible: el yoga no es una disciplina deportiva ni contorsionista. La única cosa que realmente debes tener flexible para practicar es la mente. Con la práctica continuada llega la flexibilidad. Recuerda que Messi debutó en el fútbol profesional con un gol, tras años de entrenamiento. Ten presente que la flexibilidad y calma mental son una consecuencia de la práctica.

No tengo la ropa/equipamiento adecuado para practicar: Pensar que para practicar yoga hace falta un look ideal, una mat (1) top y un entorno absolutamente zen, es una excusa más. Es cierto que ayuda tener un lugar para practicar, pero te aseguro que esa no es la clave. Tengo mi mat y mi lugar favorito en el que practicar en mi propia casa, pero también practico en hoteles, baños, parques, playas, etcétera. Vestida súper producida, vestida de calle; la intención nace de adentro, no de una cuestión estética.

El yoga no es para todo el mundo: ¡el yoga es recomendable desde los 0 a 100 años y más! Cualquier persona, a cualquier edad, cualquiera sea su contextura física y con cualquier limitación, puede practicarlo.

Los Yoguis viven en modo zen: absolutamente ¡No! Ni hay que ser hippies, ni oler a pachulí, ni vivir levitando. Los yoguis también tenemos nuestros días malos… nos enojamos, lloramos, reímos como todo el mundo!

Las posturas son inalcanzables para mí: Es verdad que el yoga es un conjunto de posturas bonitas, pero el yoga nace desde la quietud, desde la escucha; nace de la capacidad de cerrar los ojos y escuchar tu cuerpo. Todas esas posturas son el vehículo hacia diferentes experiencias que empiezan desde la respiración. Y además las posturas maravillosas son una expresión de muchos años de dedicación. Para tener una experiencia completa de yoga no hace falta ponerse el pie sobre la cabeza.

El yoga es solo para mujeres: Si bien el Yoga, (sobretodo en Occidente) tiene más seguidoras mujeres, cada vez más hombres se han ido sumando. Como dato curioso, les cuento que hasta hace apenas 100 años el yoga era exclusivo de hombres. El yoga no discrimina género, dado que busca la unión del cuerpo y la mente. Hombres y mujeres pueden aprovechar los beneficios que la meditación, asana (2), pranayama (3) y relajación proporcionan.

Para finalizar, les repetiré lo que siempre le digo a mis alumnos: Yoga significa unión. El principal requisito para practicar es la intención. Intención de detenerse, de escuchar, de aprender quiénes somos y de qué manera podemos mejorar nuestra relación con nosotros mismos y nuestro entorno.

 

Namaste 🙏🏻

(1) alfombra especialmente fabricadas para la práctica de yoga.

(2) posturas de yoga.

(3) ejercicios respiratorios del yoga que conducen a la meditación.