Por pela’0

A raíz de la cantidad de comentarios leídos en RRSS y escuchados en la vida cotidiana respecto de los INCELs/MGTOWs y sobre el machismo en general, a propósito de cómo éste afecta la vida diaria de una mujer y en buenas cuentas a nuestra sociedad, se me ocurrió hacer esta nota que en ningún caso debe tomarse como un estudio sociológico sino que es básicamente una opinión, por lo mismo personal y subjetiva, sobre la definición y el desarrollo de estos grupos o tribus que pretenden “reivindicar” supuestos derechos perdidos por el hombre en estas últimas décadas.

Partamos por un par de definiciones:

MGTOW: “Men going their own way” (hombres siguiendo su propio camino, o viviendo a su manera), es un movimiento “online” (ojo con eso, nunca es de frente), que es fundado a inicios de los 2000 por dos hombres que usaban los pseudónimos de SOLARIS y RAGNAR en Reddit. Este movimiento ha sido descrito, derechamente, como supremacista.

INCEL: “Involuntary Celibacy” (en celibato involuntario), son –de nuevo- otra subcultura “online”. Estos se definen como personas incapaces de encontrar una pareja sexual a pesar de desearlo. Los auto-identificados “INCELS” son mayoritariamente hombres blancos heterosexuales.

Ambos grupos, fuertemente relacionados, se caracterizan por un discurso lleno de resentimiento, misantropía, autocompasión, autodesprecio, misoginia, racismo, profunda homofobia  y la validación de la violencia contra las personas sexualmente activas. Estos grupos han sido criticados por los medios en todo el mundo por ser misóginos y violentos, así como por difundir ideas extremistas con el fin de radicalizar a sus miembros.

Teniendo más o menos claro qué son estos movimientos, mis observaciones:

  • Son tipos que generalmente han tenido malas relaciones que han resultado en desastre para sus vidas y, evidentemente, terminan culpando a la contraparte de los problemas, es decir, ellos NUNCA tienen la culpa y se muestran además, como las víctimas. Como dijo Einstein “No puedes esperar obtener un resultado diferente, haciendo el experimento siempre con las mismas variables”. Si las relaciones fallan SIEMPRE, una persona normal debería preguntarse “¿Qué estoy haciendo mal?”, pero no, es más fácil culpar a los demás… mucha mediocridad ahí.

  • Hablan de un supuesto “ginocentrismo” que según ellos ha marcado el desarrollo de la sociedad haciendo cada día más débil la posición del hombre dentro de la misma. (Sin comentarios)
  • Les encanta el “male bonding”, esto es, el fortalecimiento de los lazos masculinos, cuestión que me recuerda a los espartanos que fomentaban las relaciones homosexuales, como parte de su cultura guerrera; cosa que en sí misma no es mala, pero en el contexto de estos “súper machos” alcanza ribetes ridículos.

  • Tienen miedo, pánico más bien, a las relaciones con mujeres. Lo demuestran con su exacerbada tendencia a la misoginia, sobre todo ante mujeres empoderadas. Lo que me lleva a pensar en una baja y profundamente enferma autoestima, que redunda en la sensación de no poder satisfacer a una mujer, tanto en términos sexuales como espirituales.

  • Te mandan a “leer”, como si ellos fueran una fuente de sabiduría críptica que requiere iniciación, la verdad no, es solo que no existen bases para defender sus “ideas”.

  • Tienen, de nuevo, pánico a la aceptación de responsabilidades, ni hablar de formar familia; las mujeres SIEMPRE quieren algo de ellos, como si los fueran a explotar de alguna manera. Acá yo los comparo con los Dodos de “La Era del Hielo”. El negar una relación con una mujer, es básicamente la más estúpida falta a la norma más básica de la supervivencia de cualquier especie que es en sí la perpetuación de la misma… Esto en sí mismo no es imprescindible (incluso quizá sería mejor que no se reprodujeran), pero refleja qué tan idiota es esta manera de pensar, al punto de tratar de pasar por alto una ley tan, pero tan básica.

  • La mayoría de estos tipos son asiduos consumidores de porno brutal, ese que muestra directamente el dominio y la humillación de la contraparte. Les encanta verse reflejados en este tipo de personajes que de frentón ABUSAN de una mujer, ya sea solos o qué mejor, en “manada”; sí, esos también se declaran MGTOWs.

  • Bueno, “Celibato”. Ya sabemos a dónde ha llevado esta práctica a la Iglesia Católica.

  • Feminismo. Evidentemente toda forma de feminismo es satanizado por estos grupos tildándolo, entre otros términos con el mentado “feminazis”. El Feminismo es su peor enemigo, por lo que su norte no es otro que su total destrucción.

  • Odian a todo hombre que se relacione de cualquier manera con el movimiento feminista, tratándolos de “niñitas”, “mariconcitos”, “PSLP”…

  • Son homofóbicos recalcitrantes llegando muchas veces a la agresión tanto física como psíquica o verbal contra personas LGBT.

En fin, es fácil caricaturizar a estos tipos que son básicamente “perdedores” en prácticamente todos los aspectos de sus vidas y que viven solo de manera “online” de forma que no puedan ser expuestos y ser objeto, obvio, de escarnio social. No obstante, existen, están ahí y son, lo queramos o no, básicamente inadaptados y peligrosos en términos de que esta presencia virtual se puede convertir, rápidamente, en una realidad dado que claramente NO tienen control sobre sus emociones. Este cóctel de dolor, baja autoestima y paradojal y por lo mismo falsa supremacía por sobre otros, podría terminar en actos de violencia contra precisamente esos otros que no dudan en odiar, o contra sí mismos, como ya lo han hecho en incontables ocasiones. Solo un ejemplo, en EE.UU., personas que se han autodefinido o han mencionado nombres o literatura MGTOW o INCEL, han cometido al menos 4 asesinatos en masa, con el macabro saldo de 45 muertes.

P.

Literatura hay mucha (online, obvio), si quieren profundizar en ella:

https://en.wikipedia.org/wiki/Men_Going_Their_Own_Way

https://en.wikipedia.org/wiki/Incel

http://www.returnofkings.com/91186/4-ways-to-stop-being-a-mgtow

Google: MGTOW/INCEL