Por Toto Pichun

Camila Cáceres Carril es una joven estudiante mapuche de la ciudad de Lebu, tiene 18 años, en los próximos días debe rendir la PSU y para ello debió concurrir el pasado 5 de noviembre al registro civil de esa ciudad en la región del Bio Bio, a renovar su cédula de identidad.

Sin embargo, y es aquí lo distinto de la historia, la joven vestía de kupan (vestido) y trarilonko (cintillo) ropa tradicional mapuche, “para plasmar orgullosa mi identidad sobre la fotografía que tendría mi carnet”, señaló.

Ese día no tuvo ningún problema, más que la típica burocracia de las instituciones públicas, se tomó la fotografía y se fue contenta a su casa y esperar con ansias su nuevo carnet, para los trámites típicos de estudiante que pasa a la educación superior, pero sobre todo contenta por portar orgullosa su identidad mapuche lafkenche en el documento personal.

Todo lo anterior se vino abajo ayer mientra se encontraba en clase, cuando escuchó sonar su celular y al contestar era la voz de una funcionaria del registro civil de Lebu, quién le informó que su nueva cédula había sido rechazada y que debía concurrir nuevamente para una nueva fotografía. Ante la molestia de Camila Cáceres, la funcionaria aludió a que habría sido rechazada en Santiago, con observaciones por la ropa que vestía la joven en la foto, evidenciando un grave hecho de discriminación de parte de la institución pública.

Cabe señalar que en el marco del convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que Chile tiene ratificado desde el año 2008, se expresa claramente que ninguna persona puede ser discriminada por su pertenencia a un pueblo originario, documento que al parecer no entienden con claridad los funcionarios encargados de emitir la cédula de identidad. Más aún, son varios los casos donde personas miembros del pueblo mapuche ya han realizado este mismo trámite.

Para Camila esta es una nueva muestra que las instituciones públicas no pretenden avanzar en el reconocimiento, sino más bien, “quieren seguir ocultando nuestra identidad como pueblo mapuche” denunció.

La joven estudiante concurrió nuevamente hoy, donde le señalaron que habria sido por no encontrarce registrado en una comunidad. El hecho sigue siendo discriminatorio ya que la institución solo estaría reconociendo este derecho a las personas mapuche que pertenece a una comunidad.

Finalmente Camila Cáceres Carril volvió a posar para foto de su carnet usando sus joyas y ropa mapuche, a las espera que desde Santiago fabriquen su nueva cédula de identidad. De no ser así, además no descartó acciones legales por constituirse un grave acto de discriminación.