REI-WA

RODRIGO ALMARZA

A las 11:30 am del 31 de Marzo de 2019, en Japón, el Gobierno Japonés dio a conocer el nombre de la nueva Era Imperial (o ‘nengô’), que comenzará el 1° de mayo cuando el emperador Akihito abdique y deje el Trono del Crisantemo a su hijo, Naruhito.

Una noticia internacional, como tantas, difícil de interpretar y que se asume como propia “de allá”. Pero, ¿por qué esta noticia es un hito relevante de Japón a tomar en cuenta? 

Cuando me tocó viajar por primera vez a Japón, mi padre, mientras observaba las fotografías que subía a la red, me comentó con la certeza pasmosa que dan las frases breves que “al parecer Totoro y Kitty son más famosos (y conocidos) que el Emperador del Japón”. 
Tal vez el comentario sea reflejo de alguien nacido en el 24 Showa, que creció con la visión de un país enigmático, de gentes valientes, creativas y productivas, que ostentan la imagen de un país inalcanzable y que aún conserva un Emperador en ejercicio.
Tal vez la simpleza del comentario arranque al lector una mueca de condescendiente comprensión ante la incomprensión del corazón complejo de un pueblo. 
La misma mueca con la que te preguntas como en un país donde hoy, parte de su juventud critica las bases sobre las que se construyó el Japón moderno, conserve una tradición asociada a un Emperador, y que ésta sea tan importante en sus vidas. 

A pesar de que en Japón se usa el calendario occidental, bancos, periódicos y documentos oficiales, incluso webs o twitters también usan la denominación de la Era Imperial. 

Antes de ésta han habido 248 ‘nengôs’, siendo la Era Taika en el año 645 la primera reconocida. Por estos tiempos, se anuncia con un mes de anticipación para que todos los organismos que usen la denominación de la Era Imperial, se preparen y hagan los cambios correspondientes. 

La Era actual es la Era Heisei, que comenzó el día siguiente de la muerte del Emperador Hirohito (8 de enero de 1989). Heisei (平成) significa “alcanzar la paz”. 
Las épocas del “Japón Moderno” son Meiji (1868-1912), Taisho (1912-1926) y Showa (1926-1989), una de las más largas. 

En la actualidad, en Japón, están en el año 2019, pero también en el Heisei 31, que terminará el 30 de abril de este año, 2019. 

Reiwa no es una palabra común. Según algunas lecturas, significaría: Rei (令) (orden); Wa (和) (Paz, Japón, Calma, respectivamente)

¿Cómo se escoge el nombre para que éste sea significativo? Bajo estricto secreto, el Gobierno japonés convoca a un grupo de eruditos que entregan entre 2 a 5 opciones. Luego, el jefe del gabinete hace un filtro que debe considerar el que tenga un significado positivo que represente el ideal del pueblo japonés. Debe estar compuesto preferentemente por dos kanjis y que sea fácil de leer y escribir. Pero tampoco ha de ser una palabra muy común. La idea también es que esté inspirado en la literatura o historia de China o de Japón.

Este evento es distinto al de 1989 ya que, en esa ocasión, se encontraban en duelo por la muerte de Hirohito. En cambio hoy, el Emperador está abdicando. 

Lo otro particular es que el Gabinete de Shinzô Abe es quien aprobaría el nombre y luego el Primer Ministro daría explicaciones sobre el nombre. El poema original escogido nos cuenta sobre el florecimiento del ciruelo tras un largo y duro invierno. Efectivamente, según la interpretación dada por Shinzô Abe, ‘Reiwa’ simbolizaría la esperanza de la primavera tras un largo invierno. (?) La metáfora a la que se alude es algo así como que las nuevas generaciones puedan avanzar hacia sus sueños.

Por último, se confirma que es la primera vez que, para escoger el nombre de una era, se utiliza un texto japonés y no textos chinos. 
Algunos cuestionan una bocanada de patrioterismo, acorde a varias medidas tomadas por el gobierno de Abe relativas a temas de seguridad nacional y presencia japonesa en el concierto de naciones libres.

Según algunas lecturas, 令和 habría sido escogida de un párrafo del Man’yôshû (V: 815) que inspiró el nombre: 武都紀多知 波流能吉多良婆 可久斯許曽 烏梅乎乎<岐>都々 多努之岐乎倍米
Según otros, vendría del prólogo del mismo texto.

Según otras lecturas más críticas, “令” tiene una connotación demasiado marcial, como en 命令 (orden), 司令官 (comandante), o 司令部 (cuarteles) Por lo que ‘Reiwa’ se podría leer como ‘Paz Ordenada’.

Para la periodista Hiroko Tabuchi, 令和 (o Reiwa) también puede ser leído como ‘Norikazu’, nombre masculino. Como coincidencia, es el nombre de un erudito constitucional de Waseda… que es uno de los más críticos de la política de seguridad nacional del Primer Ministro Abe. Ministro que hasta el momento es uno de los más entusiasmados con el nombre escogido para la nueva Era.

¿Estaremos frente al advenimiento de un nuevo Japón? Si es así, ¿cómo será su rol en el mundo en que vivimos? 令和 ‘Reiwa’ debiera darnos un indicio de cómo se asume el desafío.

Así las cosas, pese a que el ‘Imperio del Sol Naciente’ ha sufrido eclipses traumáticos_ que han tenido expresión, entre otras, en una cultura popular casi infantil_ el pueblo japonés conservó una sensibilidad estética finamente cultivada. (leí post donde analizaban que por la forma de los trazos de 令和 presentada al público, éstos se habían realizado recogiendo la influencia de la Dinastía Tang) 
Sensibilidad estética reflejada en las artes con que embellecen su vida cotidiana, en la que no está ausente el amor a la Naturaleza y la expresión de las emociones con una poesía depurada de redundancias. 
Una sensibilidad que permite la convivencia entre lo antiguo y lo nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s