PRIMERO DE MAYO

LOBA TRIBALERA

Compartimos un hilo de saludo de nuestra amiga Loba Tribalera que abrió ayer primero de mayo.

Hoy, cuando conmemoramos otro 1 de Mayo y sus mártires, cabe recordar algunas cosas:

Si usted pierde su empleo y se ve de pronto en una situación de pobreza, o con serias dificultades para subsistir, usted pertenece a la clase trabajadora, aún cuando su salario sea bueno o tenga un título profesional. Si no es dueño de un patrimonio que le permita vivir sin trabajar, usted es trabajador o trabajadora.

El trabajo no es una dádiva ni un otorgamiento del empresariado o del estado, es un DERECHO HUMANO CONSAGRADO.

Crear empleos o facilitar condiciones para el trabajo auto gestionado, son deberes sociales de quienes tienen el poder de hacerlo. Ellos dependen de nuestra mano de obra para enriquecerse y sostenerse. El Estado cumple su rol gracias a quienes trabajan para él.

La clase trabajadora debe, con orgullo, volver a recuperar esas convicciones. El mundo depende de nosotros. La vida humana depende de nosotros.

El trabajo, per se, no dignifica. De hecho el trabajo precarizado, las malas condiciones, la condicionalidad en el ejercicio de los derechos, afecta seriamente la salud y el bienestar de las personas. Lo que dignifica es tener un trabajo en las condiciones correctas junto al reconocimiento y respeto de nuestros derechos.

Los sindicatos pueden ser imperfectos y posiblemente tener todas las dificultades ya conocidas, incluso por responsabilidad de los dirigentes; pero son nuestra plataforma de lucha y defensa. Recuperémoslos, construyamos sindicatos y alianzas. Cuando la tasa sindicalización, sea decente, tendremos fuerza como clase y podremos revertir el curso de una historia que ha sido siempre dura para el trabajador chileno.

La legislación laboral de nuestro país es pro empleador y dificulta el ejercicio de los derechos. No nos protege suficientemente. Pero existen tratados internacionales que pueden invocarse en tribunales o incluso llevando causas al Sistema Internacional. Es necesario conocerlos. Sepa que usted, como trabajador o trabajadora organizada, tiene poder. Aprendamos a manifestarlo, nunca más solos ni solas. Codo a codo.

Por último, nunca se olvide de la historia. De los muertos y muertas que el capitalismo ha dejado en nuestra memoria y que lucharon porque hoy usted goce de los derechos que tiene. No pierda su sentido de pertenencia de clase. Aspire a la dignidad colectiva y organícese. Si hay marcha, salga. Denuncie atropellos. Anticípese. No sea cómplice de explotadores privados o públicos. Y recuerde siempre sus privilegios si los tiene… y dispóngase a luchar para que puedan ser de todes.

Abrazos en nuestro día para nuestra clase, para quienes construimos humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s