“IT’S BETTER TO BURN OUT THAN TO FADE AWAY” – NEIL YOUNG

Elegí esa frase del inmortal Neil, porque creo que representa exactamente como debe terminar Pluma Libre. Ha sido un viaje interesante, pero como todo viaje que tiene un paso inicial, también tiene uno final, sentimos que ese paso final ha llegado.
Como decía, ha sido un viaje interesante, mucha gente se comprometió con el proyecto, mucha gente colaboró, tanto aportando material como trabajando dentro del equipo de producción. A todos ellas y ellos: GRACIAS TOTALES!!! Sin estos aportes, Pluma Libre no habría sido.

La idea de Pluma nació como una forma de atacar un frente, o mejor, aportar un grano de arena a ese frente que últimamente es muy poco importante para los medios y que se ve representado por el arte, las letras y la cultura en general. La idea siempre fue dar un espacio a la gente de a pie, esa que no tiene donde difundir sus ideas y trabajos. Desde ese punto de vista, creo que hemos cumplido a cabalidad y hemos logrado los objetivos, en nuestra corta vida, logramos difusión mundial, sí así es, mundial. Llegando a un “peak” de más de 1800 visitas por día.

Esto a quienes trabajamos en Pluma nos llena de orgullo, porque ese trabajo, gratuito, desinteresado y colaborativo llegó a mucha, mucha gente. ¿Hitos importantes? Varios, pero sin duda, el más importante como medio, fue que fuimos los primeros en publicar el horroroso caso del asesinato de Camilo Catrillanca, gracias a que nuestro corresponsal en el Walmapu nos avisó a minutos de ocurrido el hecho. Esto fue tremendamente brutal para todos, pero tuvimos la oportunidad de mostrarle a nuestros seguidores la real cara del “gobierno” de Piñera.

Otros hitos, sin duda fue la publicación del nunca bien ponderado “Tío Mamo”, amigo nuestro desde los inicios. O las viñetas de Chris Chile, Damivago o Plazalzamora, todos ilustradores humorísticos soberbios. Las fotos y los sentidos textos de Trini Lathrop… en fin tantos y tantos esfuerzos que nos mantuvieron vivos todo este tiempo.

La pregunta obvia es ¿Por qué el fin? Bien, básicamente por desgaste natural, un medio de este tipo, que funciona en base a colaboraciones ciudadanas, sencillamente no vive sin estas colaboraciones y la gente, por las razones que sea, no está colaborando. Se entiende, son momentos complejos en la historia de nuestro país. No hay problemas con eso. En cualquier caso, duramos más de lo que esperábamos. Pero llega un momento cuando ser realista se impone y a otro proyecto, que hay miles.

El sitio seguirá vivo durante un tiempo, pero sin material nuevo en caso de que quieran mirar algo.


Desde acá, muchas, muchas gracias por su acogida y difusión. Los queremos mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s